En cualquier empresa, las necesidades van cambiando con el paso del tiempo, sobre todo para adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado. Pues como todos sabemos, los mercados son cambiantes y mantener las ventas con tus clientes, implica siempre ofrecer un gran servicio y poder satisfacer la demanda de nuevos productos que puedan necesitar. Para ello, es indispensable hoy en día tener un buen software ERP que centralice nuestros datos y procesos.

Por tanto, aquí vamos a describir 7 señales de alarma que tienes que identificar en tu empresa para saber si tienes que cambiar de software ERP:

  1. Mi ERP o software de gestión no se adapta a mis necesidades reales. Este punto es clave, si tu software no te permite realizar tus procesos habituales donde tú eres más productivo y competitivo, entonces ese ERP no es válido para tu empresa, ya que no es flexible ni personalizable, lo cual te hace ser menos eficaz frente a tu competencia.

  2. Mi ERP no es escalable. Un buen ERP debe estar diseñado y preparado para poder manejar con fluidez grandes cantidades de datos y permitir más usuarios sin que eso afecte a su rendimiento. Si tu ERP no es capaz de esto, es una señal de que tienes que plantearte un cambio, porque cada año que pase, irá más lento, debido a que el volumen de datos va aumentando cada año y al final te influirá en tu trabajo diario.

  3. Mi ERP no me permite desarrollar nuevas funcionalidades. Si tu ERP no permite adaptar procesos y generar nuevos módulos o funcionalidades que tu empresa necesita, y todo de forma integrada, esto es un gran problema a corto plazo para tu empresa, pues esto influirá directamente en tu producción de forma diaria, ya que tendrás que usar herramientas externas y al final tendrás datos descentralizados en varios programas y con el paso del tiempo, el problema será insostenible y tendrás que cambiar forzosamente de ERP. Por tanto, cuanto antes identifiques este problema, antes podrás realizar el cambio de ERP y solucionar el problema y volverás a ser eficiente en tu empresa.

  4. No puedo ver los datos de mi ERP desde fuera de la oficina. Si tu ERP aún es un software antiguo, instalado en servidor muy costoso, y que sólo te permite ver tus datos de ventas, compras o contabilidad desde tu ordenador de la oficina, es que tienes un ERP muy antiguo y tu empresa necesita hacer un cambio de forma URGENTE. El cambio debe de ser obligatoriamente hacia un entorno ERP WEB o ERP CLOUD en su defecto, porque ahorrarás cantidades enormes de dinero en servidor, tiempo de trabajo y podrás visualizar cualquier dato en cualquier momento, desde cualquier lugar con todas las medidas de seguridad.

  5. Mi ERP no tiene centralizada la gestión y la contabilidad. Hoy en día, la gran mayoría de ERP, realizan el 85% de los procesos contables de forma automática y están enlazados 100% con la gestión. Si tu ERP te obliga a sincronizar datos entre gestión y contabilidad, entonces es una señal de alarma clara que este proceso es ineficiente y deberías de plantearte seriamente el cambio de ERP a corto plazo, ya que de lo contrario tu empresa estará mal gastando tiempo y dinero.

  6. Mi ERP no tiene capacidad de conexión con otros sistemas o plataformas. En la actualidad, vivimos en una gran era tecnológica y un mundo hiperconectado, y esto no es diferente para las empresas, pues las empresas debe de tener un sistema de gestión que les permita conectarse a e-commerce, portales web o enviar información de forma automática a los sistemas de clientes o proveedores. Si tu software no permite conectarse o recibir información de otros sistemas de forma automática a través de un WebService o API, tendrás que plantear un cambio, porque a corto-medio plazo, esto será algo indispensable.

  7. Mi ERP no tiene ninguna funcionalidad móvil. Si tu ERP no tiene la posibilidad de realizar ningún proceso de almacén, preventa, servicio técnico,… de forma móvil con una App, esto también será señal de cambio en un futuro cercano. Porque hoy en día se busca la inmediatez en todo y en la agilización de procesos. Pues si desde una App puedes hacer un sencillo proceso que agilice los procesos de facturación de la empresa, ¿por qué no hacerlo?, los costes de tiempo que se ahorra la empresa son enormes y el servicio al cliente mejora de forma exponencial.

Si has identificado alguno de estos puntos en tu ERP o software de gestión actual, ¡ES EL MOMENTO DEL CAMBIO!. Te informamos que ONAP ERP cumple todos los puntos aquí descritos y muchos más. Si deseas conocer más, no dudes en contactar con nosotros, uno de nuestros consultores te atenderá encantado.